Lugar común, una noche al final de este verano

Si quisieras oír lo que me digo en la almohada
el rubor de tu rostro sería la recompensa
(Raúl Gómez Jattin)

Hoy no hay estrellas
tan sólo luz y música.
El siempre pretexto
de pasar un tiempo juntos.

La vida cotidiana se vuelve a reflejar
en el fondo de una botella de cerveza
junto al presagio de otra noche
que acabará en lo mismo.

Como es usual al lado tuyo,
te miro de reojo; me pregunto:
¿Qué será de la flor dormida
que se esconde debajo de tu falda?

Muy probablemente
pase la noche, la luz, la música,

y este verano interminable
sin que pueda darme cuenta.

\

Anuncios