Poema triste para acompañar a Soledad

¿Dónde está lo que tu mano prevenía
y tu respiración aconsejaba?
Huida en sus desdenes calcinados
son ya otra concha,
otra palabra de difícil sombra.
(Jose Lezama Lima)

Sobre renglones que desdoblan
un rostro desvanecido por el tiempo,
rasgados escribo junto al murmullo de la noche
estos versos que te traen de vuelta.

Es este dolor de mundo
que el peso de tu partida
dejó sobre mi espalda.

Este cúmulo de instantes
que a mis manos
llegaron a encontrarse.

Es ese cuerpo junto a una piel extraña
que a la luz de una luna interminable,
sin prisa, dejaron de extrañarme.

Pero he decidido dejar caer la noche
para que este esfuerzo que me impongo,
ahuyente a tu sombra e instruya al recuerdo
que la silueta de tu olor no traiga.

No vengas de nuevo a buscarme,
tómalo como mi última advertencia.

No vengas de nuevo, no me seduzcas,
porque esta vez te advierto;
… esta vez no voy a dejarte.


Anuncios

Confesiones de un peatón que se creyó poeta

¿Por qué los poetas no tienen una estrella en la frente,

o un resplandor visible, o un rayo que les salga de las orejas?

Jaime Sabines

Los que se creen al decir “soy poeta”

todas caerán rendidas a mis pies

 

Porque soy experto en el uso de las palabras

y fácilmente las puedo enamorar

 

“Soy poeta” porque el amor y yo

la pasamos juntos todo el día

y lo conozco perfectamente bien

 

Los que se creen al decir “soy poeta”

obtendrán un lugar de privilegio en la sociedad

el aplauso, los libros y las dedicatorias en la primera página

es lo que voy a hacer para sobrevivir

 

¿Será algo así como recibir premios,

repartir besos, leer en los festivales

y encontrar en el correo un jugoso

cheque mensual proveniente de mi editorial?

 

Pero no soy de esos, soy poeta

porque las estrellas, la soledad y la tristeza;

me acompañan más que cualquier otra persona

 

Porque  tiendo a ser loco, ateo, alcohólico,

sensible y de visión romántica;

pero con un gran desencanto por la vida

 

Me rebelo contra el sistema,

apoyo las causas sociales,

tengo un trabajo;  padezco de otredad

y desarraigo por el status quo

 

Soy poeta porque lo que mejor  sé hacer

es soñar de forma empedernida,

fracasar en el amor, bailar con la muerte

y la mayoría del tiempo;  hablar conmigo mismo.

\