Abro la ventana y me abraza este terrible sentimiento de que ya no estás

guardo tu nombre entre amores posibles
para la victoria privada
de mi humanidad
(Jorge Arturo)

Como no escribir acerca de tu ausencia.

Suena cursi
como el trillado poema de amor
que nadie querrá escuchar
porque siempre terminará en
te amo.

Te amé desde siempre
aunque en principio no pude percibirlo.

Más desde aquella noche
que pretendí  impregnarme de vos,
arrancarte la vergüenza,
hacerme hoguera entre tus labios
para romper el código de tu ausencia
y conquistar el trono de tu dios escondido.

Desde aquella noche en que te quise.

Pero me convendrá buscar distracción en lo cotidiano
como asumir que ya no me importás,
colar una taza de café,
cazar los insectos que se adueñan de mi espacio;
o salir al patio y aullarle a la luna en esta noche de nostalgia.

Todo esto para no escribir
y decir que me hacés falta,
que quiero estar con vos.

Todo esto para no decir amor,
Amor te amo.

\

Anuncios