Hoy sólo basta verte para que sobren las palabras


Es el rincón donde a tu lado, leí una noche
entre tus tiernos puntos,
un cuento de Daudet.
~César Vallejo-

No hubo tiempo para dedicarte un poema.

No quise cerrar la puerta
del lugar donde estuviste,
la cama intacta,
las almohadas donde tu olor persiste.

Pero tu nombre va inscrito en estos versos.

En el apacible ruido  que causan
las aspas de una tormenta
que trajo de vuelta tu nostalgia.

Seguís presente
en esta larga y solitaria noche
que desliza sus suaves dedos por mi espalda.

Mi dormitorio guarda
un rincón que en vos insiste,
el pequeño espacio donde volvés siempre.

Es el rincón exacto
que conserva oscuro este deseo,
un frustrado terco amor…
este inútil deseo de quererte.

\

Anuncios