Inspiración en fragmento o poemas cortos

Autobús

Observar como una mujer
peina graciosamente su cabello,
causa el mismo sublime efecto
como cuando duermen apacibles
sin darse cuenta
que las estamos admirando.

Autobús al día siguiente

Muéstrate
por donde quiero
verte

Vete
por donde no quiero
que te vayas

Atardeceres

Dicen por ahí que pronto
vendrá una racha de días nublados
y convendrá protegerse
con paraguas e impermeable.

Supongo que los atardeceres
suelen ser más coloridos
después de la lluvia
y los días nublados.

No me prives
de tus atardeceres
que se pueden apagar mis ojos.

Sin títulos acerca de la ausencia

Desde aquel día nuestra ausencia
se sorprendió iluminada
por el fulgor de las estrellas.

En el tanto, vos,
quién sabe dónde;
ni siquiera lo supiste.

II

¿Cómo decirle a mi sombra
que tu sol ya se apagó,
y el reflejo de tus días
se alejó de nuestro lado?

III

Yo te escondía
en un rincón del alma
donde se guardan los recuerdos.

Pero de noche
te escabullías siempre,
te acostabas a mi lado,
me hacías ver que estabas ahí;
y que no pude olvidarte.

IV

Por ti mujer respiro
todas aquellas veces
que el silencio del mundo
y el clamor de mis palabras,
me recuerdan siempre
que he dejado de existir.

V

Supongo
que hoy no serás melancolía\
me inspiro, te fumo, te disfruto\
aun cuando me sienta diminuto\
y aun cuando la lluvia
pretenda nublar el día\

Sentencia

Mas no morí
por causa del frío metal
o la enfermedad

Fue por su beso tan dulce
que me partió el corazón.